Darth Vader y su princesita

Darth Vader y su princesita (2)Cuenta la leyenda que hacia la tarde noche sucede la temible “hora bruja de los bebés”, si esto ocurre no habrá nada que puedas hacer para que estén contentos: no querrán teta, no querrán nana, no querrán brazos… ¿o sí? En realidad cada vez mantengo más en pie la teoría de que lo quieren pero con un toque de creatividad añadido. ¡Vamos papá y mamá, esforzaos más! ¡No seáis aburridos! La hora bruja se trata de ponerse creativos. Y ahí es donde surgen los mejores trucos, esos que son irrepetibles para cada niño y cada padre. Una noche mi hija de un añito en su innata rebeldía, miró a su padre y como no sabía hablar le puso cara de: «¿eso es todo lo que tienes?» Y papá pasó a un siguiente nivel de paternidad premium: “¡Prepárate!» Y subió a la pequeña princesa rebelde a hombros para hacer la marcha imperial de Star Wars por todo el pasillo, seguido por el fiel vasallo de su hermano, coreografiando con maestría todas las canciones de La Guerra de las Galaxias. Cuando terminaron, mi pequeña vino a la cama cansada de reir y sus ojos decían “Vale ahora sí, teta y a soñar”. A la noche siguiente, cuando nos fuimos a acostar, incorporó su cuerpecito mirando hacia la puerta y señalando dijo: “papá” “naa naa naa” Estaba claro lo que quería… Y así fue como el paseillo de Star Wars para irse a dormir se convirtió en una bella tradición por un tiempo en nuestro friqui y dulce hogar. Un pacto de mi niña con su papá que significa: No importa lo que te ocurra ni tampoco si lo entiendo, yo estaré aquí para sacarte una sonrisa. Yo soy tu padre (esta última frase con voz de Constantino Romero).

 

Y tras poneros en situación, podréis comprender que cuando el otro día descubrimos este libro de Darth Vader y su princesita se convirtió irremediablemente en el regalo de cumpleaños para mi hija de su papá. Aún ella es muy pequña para disfutarlo pero algún día se lo daré y le contaré esta misma historia. Es un libro llena de viñetas adorables de escenas Vader e hija. IMG_4188Su autor es Jeffrey Brown y una de las cosas que más me gustan de reseñar libros para vosotros es que descubro mucho más cuando lo hago. Y así he averiguado que este autor americano tiene otros cómics chulísimos de Vader y su prole, y también unos cómics autobiográficos dedicados a su propia visión como padre y a las divertidas ocurrencias de su hijo de 5 años. Además tiene un libro sobre las inigualables rarezas de los gatos, otra cosa de la que somos expertos en mi casa. He tenido que controlarme para no hacer un pedido de bibliografía completa…¡Me encanta! Pero poquito a poco, que sabe mejor. Hoy os dejo este pedacito de historia familiar, como siempre ligada a un oportuno libro que se nos cruza en el camino. Podéis encontrar estos libros aquí.

*Si os gustan los libros que os enseño y los compráis a través de mis enlaces me llevaré una pequeñita comisión que contribuye al mantenimiento de este blog. ¡Muchas gracias y a seguir leyendo!

Dejar una opinión