Últimos Artículos

El baile

| |

Ayer senté a mi hija en su hamaquita, para que me viera mientras recogía la casa. Marujeo para arriba y marujeo para abajo, le voy soltando piropos, carcajadas y sonrisas teatrales. Y ella me las... LEER MÁS

A mis hijas, en el día de la mujer

| |

Yo tengo dos hijas, mariposas de mi vientre. A una la oí llegar como el murmullo de las olas del mar. Otra brotó inesperada de la fértil tierra bajo mis pies descalzos. Y... LEER MÁS

Soñar con piedras

| |

Caminaba a paso ligero por debajo del puente que desemboca en la gran rotonda del Minotauro, una escultura mastodóntica de un cuerpo de hombre sin cabeza. El minotauro humanizado, despojado de su lado... LEER MÁS

“Mamá, mi culo es grande”

| |

El otro día mientras hacía cosquillas y carantoñas a mi hija de tres años le dije: -¡Ay! ¡qué culito más chiquitito! Se apartó seria y solemne, y me dijo: “No mamá, mi culo... LEER MÁS